¿Dónde conseguir y para qué sirven las cajas de puros vacías?

Existe una gran variedad de modelos de cajas de madera de habanos. Algunas son muy sencillas con materiales de menor calidad, y otras son más elegantes, especiales para puros de marcas costosas, ya que sus compradores son más exigentes y desean lujo en cada detalle.

El diseño de estas cajas muchas veces está pensando como una estrategia de marketing, intentando ser más vistosa para los posibles clientes. Así que mientras el exterior se vea que tiene características selectas, se asumirá que el tabaco a escoger también lo será.

Después de acabarse los habanos, las cajas de puros vacías en muchas ocasiones son desechadas, también el propio fumador puede tomar algunas para guardar objetos personales, como ciertos útiles de los cigarros como cortadores y fósforos. También pueden usarse para colocar artículos de oficina como lápices, clips, bolígrafos y sobres. O distintos provechos dentro del hogar ya sea como joyero, en la cocina para guardar tés o especias, en el garaje para organizar tornillos y otras herramientas pequeñas, o en el cuarto de los niños para que organicen sus crayones y otros objetos.

¿Dónde comprar cajas de puros vacías?

Aunque un fumador habitual busque utilidad a muchas de las cajas vacías, siempre tendrá algunas de sobra. Y para los no fumadores que desean emplear estas cajas de habanos para sus manualidades, existe la posibilidad de conseguir algunas que iban a desecharse.

Este interés por los objetos y manualidades con cajas de habanos, ha abierto un nuevo mercado. En ocasiones son los mismos fumadores quienes las venden, también algunas de las tiendas especializadas en el tema o minoristas, se han encargado de ofertar los envases. Algunos de estos comercios de cigarrillos las pueden regalar otros las venden por unos cuantos euros.

También existe en el mercado, un grupo de vendedores que ofrecen las cajas de puros vacías para aquellos interesados a través de páginas online como Amazon, coleccionables de Mercadolibre, Alibaba, Todocoleccion, entre otras. Solo debes navegar un poco por Internet y buscar de acuerdo a lo que quieres gastar y las características de la caja, como el tamaño, los acabados y el material.

cajas de puros vacías

¿Cuáles fueron las primeras cajas de puros?

Los primeros cigarros puros en ser empaquetados en cajas de madera fueron los H. Upmann. En un principio no era una fábrica de tabaco, los Upmann eran una familia de banqueros alemanes que abrieron una sucursal en Cuba en 1840, al poco tiempo comenzaron a enviar los puros cubanos en cajas de madera de cedro a sus clientes más prestigiosos. En la caja colocaban el sello del banco. Poco después decidieron incursionar en la industria tabacalera, creando la empresa del mismo nombre familiar.

En Estados Unidos las cajas fueron obligatorias desde 1863, cuando se estableció la ley para regular la industria de tabaco en el país. Para ese momento ya algunas empresas estaban vendiendo sus productos en cajas, pero la ley intentaba regularizar y brindar uniformidad. La legislación fue modificándose a través de los años estableciendo por ejemplo el contenido a 500, 250, 100, 50 y 25 habanos por caja, también el material fue exigido en madero o vidrio, para más tarde agregar latón, plásticos, cartón, aluminio, cuero y cerámica.

Las cajas de habanos empresas cubanas cuentan con sellos con códigos secretos. Desde 1985 se hizo un método de cifrado que permite tanto a los minoristas, como a los distribuidores y a los productores saber los datos de cuándo se fabricó y qué empresa lo hizo.

Las mejores cajas de puros de madera

El embalaje natural en madera completamente de cedro se inició en el año 1900. Por lo general las cajas de cigarros vienen en madera de cedro contrachapado, que son algo más económicas. Los puros más costosos son los que se introducen en cajas de cedro sólido. Estas cuentan con esquinas hechas con el sistema de bloqueo, que consiste en procedimientos que están entrelazados. Es decir no tienen necesidad de clavarse.

Las cajas de puros proporcionan publicidad a las empresas y sus diseños funcionan para hacerlas más llamativas a los clientes. Algunas de estas cajas son muy artísticas y otras bastante prácticas cumpliendo su función de proteger los cigarros.

Las cajas de cantidades considerables son muy populares entre fumadores habituales, coleccionistas o cuando se reúnen grupos de personas a fumar. Por lo general estas cajas vienen en tamaños entre 10 a 50 puros, pero siempre se pueden conseguir con menos o más.

Por su parte los tubos, también están cubiertos de cedro y permiten guardarlos y mantenerlos frescos después de sacarlos de la caja o humidor. Y tienen una función de mayor transportabilidad. También pueden estar fabricados en plástico, vidrio o aluminio.

El celofán también protege a los puros. Es recomendable mantenerlos en ellos hasta el momento de fumarlo. Esta capa celulosa natural al tener permeabilidad permite que tenga circulación de aire y la apropiada humedad y respiración requerida.

Al momento de comprar algunas cajas vacías, su precio dependerá del material del que esté hecha, si es madera sólida de cedro será más costosa que las contrachapadas, también el tamaño puede influir en la cifra que vayas a pagar.

caja de putos de gran calidad

Beneficios de los humidores vacíos para guardar los puros

Los humectadores, humidificadores o humidores son cajas de madera con un método para conservar apropiadamente la humedad del cigarro. Pueden venir con un termómetro para controlar la temperatura y un higrómetro para manejar el nivel de humedad. Están fabricadas con un recubrimiento en su parte interior de cedro.

Estas cajas de puros vacías especiales para humidificar, están hechas idealmente para conservar el tabaco e impedir que se seque, se desintegre y deteriore. Estos se pueden acoplar con diversos métodos de humidificación, y muchos vienen con un sistema recargable de agua destilada o desmineralizada.

Se pueden encontrar en diferentes dimensiones. Algunas pueden tener compartimentos con climatización en los que se puede entrar y caminar. En ellas se almacenan cantidades más grandes de puros. Hay otras más pequeñas que sirven para transportarlas y cuentan con una cabida para unos pocos puros. Siempre la cantidad de habanos que pueden conservar variará por el tamaño interno del humidor, el diseño de los puros y el espacio que ocupe el dispositivo humidificador.

Los habanos deben preservarse en temperaturas de alrededor de 16 y 18 grados centígrados, con una humedad de 65 % a 72 %. Por eso es beneficioso tener un humidor que conserve dentro de los parámetros adecuados a los puros.

El mejor humidor del mercado

Existen diversos modelos y capacidad de cajas de puros vacías humidor para elegir. Pero uno de los mejores actualmente es Egoist Humidor, el cual se encuentra disponible en la página de Amazon. Tiene capacidad con sistema para humidificación de 25 habanos.

Posee unas dimensiones de 22,5 x 29 x 9,50 centímetros, pesa 1,5 kilogramos y viene con el sistema de higrómetro interior. Su diseño cuenta con dos compartimentos y su fabricación es en madera de excelente calidad y tapa de cristal. Es muy sencillo de usar y aporta resistencia, robustez y acabados de calidad.

Este modelo por menos de 70 euros, es una excelente opción al tener características superiores y un precio muy competitivo, en el que se pueden conservar sin alteraciones o daños los cigarros, con la humedad adecuada para que el tabaco no se seque y pierda su aroma y otras cualidades.

¿Cuánto tiempo pueden estar los puros fuera de una caja de madera?

Si no tienes donde guardarlos, el habano solo resistiría un mes aproximadamente, ya que tanto los aceites naturales como el sabor en el tabaco se van secando hasta estropearlo por completo.

Para que duren más tiempo lo ideal es que estén en una caja de puros sellada. También se debe intentar no sacar los habanos de las envolturas de celofán, ya que allí se mantendrán en mejores condiciones por mayor tiempo.

Si deseas que dure por un largo período, deberás colocarlos en un ambiente poco húmedo y fresco. Un sitio oscuro es excelente para los puros y por el contrario mucha luz los deteriora rápido. Por ejemplo, en el sótano sería un buen lugar, pero asegúrate de que no sea muy húmedo. Pero en el baño sería un mal espacio para guardarlos.

Tips sobre los envases de puros

  • Los primeros embalajes eran las vejigas de cerdo.
  • Luego de comenzar a usar el cedro, comprobaron que este tipo de madera repele de forma natural a los escarabajos de los empaques de tabaco.
  • El primero en envasar los puros en cajas de madera fue H. Upmann.
  • Las cajas pueden estar fabricadas en contrachapado de cedro o madera de cedro sólido o caoba.
  • Muchos de los productores tabacaleros hacen sus propias cajas en sus fábricas.
  • La cerradura actualmente es por lo general de metal. Antiguamente era usada una cuerda unida y sellada en cera.
  • Hay una pieza de madera de cedro que se emplea para prender el puro.
  • Para fabricar las cajas se usa el sistema de bloqueo o cerradura, al que se le conoce erróneamente como encajar.
  • El celofán es biodegradable y permite respirar y hacer pasar la humedad al puro.
  • Los puros secos arden de forma desigual y pierden el aroma característico.

Última actualización el 2019-08-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario