Cómo preparar un humidor de puros. Las mejores técnicas

Como bien puede saberse, el fumador es, hoy en día una parte importante de la sociedad consumista, pues son cada vez más las personas que se han decantado por el tabaco, no solo en su forma más común del cigarrillo, sino también en otras maneras menos conocidas, como pueden ser el puro y la pipa.

Los conocedores del tema saben de tabaco, por lo que consumen siempre los mejores puros disponibles y disfrutan no solo de su sabor, sino de su aroma antes de encenderlo, de su esencia y su textura. Cabe destacar que los conocedores también saben la mejor manera de conservar sus productos, por lo que deben conocer lo que es un humidor, su funcionamiento y la mejor forma de utilizarlo. En algunos casos incluso saben la forma de preparar uno de estos para utilizarlos y tener la mejor calidad siempre en sus habanos. Quédate aquí y conocerás la mejor manera de preparar un humidor.

Cómo preparar un humidor

Cuando se busca preparar un humidor de tabaco hay ciertas cosas que el propietario debe tener en cuenta antes de tener todo listo. La ubicación, en muchos momentos de la vida es sumamente importante, y así como cuando hablamos de bienes raíces, en los humidores la ubicación es también importante.

Los tabacos deben posicionarse de forma tal que estén cercanos los unos a los otros, pero también que el recubrimiento de cedro no absorba la humedad del habano y lo reseque. Para preparar un humidor hay tres pasos que deben seguirse.

El primer paso es el de la calibración del humidor. En la mayoría de los humidificadores encontrarás un higrómetro, en caso contrario siempre puedes adquirir uno. Lo que harás para calibrarlo es tomar un recipiente de plástico y colocarle una cucharada de sal y solo unas gotas de agua.

La idea en este método es no disolver la sal, sino más bien absorber el agua. Lo siguiente que harás será tomar el humidor de la caja y colocarlo en la solución salina, dejarlo allí por ocho horas o hasta que este marque un 75%; luego, con ayuda de un destornillador, calibrar la humedad en 75%

El segundo paso será la adaptación del humidificador. Para esto lo que debe hacerse es tomar el humidificador y posicionarlo en una solución de propilenglicol o de agua destilada, según el tipo de humidificador. El artefacto debe dejarse en la solución por unos cinco minutos y posteriormente retirarse luego que haya absorbido suficiente humedad. Para retirar el exceso de humedad agite. Seque el humidificador con un paño y finalmente coloque dentro del humidor.

El tercer paso es crear un ambiente húmedo dentro de la caja, para esto lo que debe de hacerse es, con un paño que fuera humedecido con solución salina, frotar las paredes internas, las divisiones y también las bandejas del humidor; luego de esto tomar un vaso con agua destilada y colocar dentro del humidor por un espacio de tres días. Esto será suficiente para lograr que el humidor tenga la cantidad justa de humedad y puedan disfrutarse los puros.

Tras haber seguido estos pasos tendrás un humidor preparado y calibrado y listo para almacenar en él los puros. No debes olvidar que cada cierto tiempo debes revisar los habanos, ya que al ser un humidor nuevo hay que estar al tanto de que todos los pasos se hayan seguido correctamente.

Si todo se ha hecho de manera correcta, no habrá con tus puros ningún problema. Podrás tener puros en un estado perfecto de humedad y de textura. Si tienes puros con envoltura de celofán puedes también verificar que estén en la humedad correcta si la envoltura de estos no toma una textura quebradiza, ya que si esto se da tienes un problema con el humidor. Sin embargo quizás con una calibración tengas el problema solucionado.

ejemplos para preparar un humidor de forma fácil

Cómo funciona un humidor

La función principal del humidor es de mantener la humedad de los habanos que se hallan en su interior, y su funcionamiento y forma de trabajo dependerá del tipo de humidor en cuestión.

Un humidor común funciona con la madera de la que está hecho, para que esta pueda absorber la humedad que impera dentro de este y de esa forma pueda mantener un estado en que no haya un exceso de la misma. Estos humidores deben estar relativamente sellados de forma hermética, porque si bien el aire puede secar los puros y la esponja la ausencia de éste puede hacer que el moho prolifere.

Los de gama media cuentan con una plantilla que puede ser de diversos materiales, pero que generalmente son de metal, y debajo de esta se coloca una esponja que se moja y es la que proveerá la humedad del material. Estos humidificadores para habanos pueden contener también un higrómetro y, en algunos casos, un termómetro con el que podrá verificarse la temperatura y humedad del medio.

Los más sofisticados pueden ser del tipo eléctrico, que cuentan con materiales de cerrado hermética pero que tienen también un pequeño ventilador que es el que provee el aire de la cámara; asimismo cuentan también con un higrómetro y termómetros que bien pueden ser analógicos, pero en los modelos más nuevos y sofisticados se puede apreciar que tanto el termómetro como el higrómetro son digitales. Estos son los funcionamientos de los medios humidificadores más comunes.

Esponjas y gel para humidores

Muchos humidores funcionan por medio de un implemento especial para humedecer los puros. En muchos casos se utilizan esponjas que deben sumergirse en agua destilada o en otro compuesto según la necesidad del humidor, mientras que en otros casos se utilizan geles especiales (esto más que nada en humidores de nueva generación).

No importa qué tipo de humidificador utilices (bien sea gel o esponja), lo que importa es que sepas preparar tu caja para mantener una humedad estable y dentro de los parámetros.

Las esponjas

La esponja para humidor es el método por el cual estos vienen por defecto. Se utilizan para liberar humedad cada cierto tiempo para que los puros se mantengan en el estado correcto de humedad y puedan verse bien al momento de abrir la caja, además de que al momento de disfrutarlos deben estar en un término de humedad propicio o se quemarán muy rápido y con un sabor desagradable.

Las esponjas se depositan generalmente en una plantilla metálica donde liberarán humedad para mantener los puros frescos. Estas esponjas antes de depositarse dentro del humidor deben de pasar al menos 5 minutos en una solución de agua destilada o propilenglicol, que son los materiales que se usan con mayor frecuencia para humedecer los puros.

Gel para humidor

Los geles de humidores son una alternativa relativamente nueva para mantener el correcto funcionamiento de los humidores de cualquier tipo. Estos geles son los reemplazos para el sistema de esponja, y lo cierto es que funcionan bastante bien, ya que son muy recomendados por los conocedores del tema.

Esto funciona de la misma forma que la esponja, solo que estos geles no añadirá ningún tipo de sabor a sus puros, cosa que puede ocurrir con las esponjas y los materiales que absorben agua destilada, y más aún si se utilizan soluciones de alcoholes como el propilenglicol.

El gel para humidor funciona con una membrana por la cual se libera vapor de agua constantemente para que el puro se mantenga húmedo. Sin embargo también genera un vapor más o menos frío, lo que ofrece frescura al material, además de no liberar más de lo enteramente necesario, para que el puro no se vaya a dañar o vaya a criar moho. Todo esto es lo más eficaz a la hora de humedecer los habanos.

Última actualización el 2020-01-25 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 comentario en “Cómo preparar un humidor de puros. Las mejores técnicas”

Deja un comentario