¿Cómo preparar una cachimba de forma correcta?

La pipa de agua, shisha, narguila o cachimba, es un instrumento para fumar de forma diferente. Su empleo se inició hace cientos de años en Oriente, pero ha tomado mucha fuerza en los últimos tiempos en Europa y América.

¿Cómo preparar una cachimba?

Lo primero que debes hacer es llenar de líquido suficiente, a unos dos o tres centímetros por encima del tubo. Puedes colocar agua, aunque muchos usan también jugos, leche o alguna bebida alcohólica para darle un gusto diferente.

Debes elegir una buena cazoleta para una óptima fumada, es decir para que puedas disfrutar durante más tiempo de los sabores con intensidad. Las marcas más recomendadas son Phunnel o Vórtex, que obtienen una excelente combustión y con esto se impide que la melaza se acabe muy pronto.

Al colocar el tabaco en la cazoleta debe quedar suelto, si está muy prensado impedirá que el humo salga, además solo se prenderá la zona superior, haciendo que dé un gusto a quemado. Debes llenar la cazoleta con el tabaco desmenuzado hasta 3 milímetros de la parte superior.

Haz agujeros al papel aluminio con una aguja y tapa el tabaco para una mejor combustión. Para tabacos secos es bueno abrir más orificios para que circule mejor el aire y así no se queme.

El carbón lo tienes que poner con pinzas porque necesita estar encendido. La cantidad dependerá del tamaño de la pipa de agua y de la cazoleta. Usualmente se usa una pastilla de carbón de auto combustión y 3 trozos del carbón regular. Con los minutos puedes voltear los carbones para que ardan por completo.

Al momento de fumar deberás ir alternando el calor para que no afecte la inhalación. Para esto puedes usar la purga soplando, para eliminar el humo que contiene la manguera.

Cada vez que uses debes lavarla, ya que si cambias de sabores frecuentemente o usas algunos muy fuertes como menta, anís entre otros, dejará el sabor en el implemento de fumar y cuando inhales no conseguirás disfrutar el nuevo saborizante, además la acumulación de restos de tabaco puede ir causando malos olores.

como preparar una cachimba sin tabaco

¿Cómo preparar una cachimba sin tabaco?

Si deseas disfrutar de tu shisha de una forma más sana, sin agregar tabaco o nicotina, hay diversas opciones que se ofrecen en el mercado sin nicotina ni alquitrán. Pero si te preocupa la intensidad del sabor, aún puedes disfrutar de todos los aromas ya que lo más distintivo es la melaza.

Una de las opciones es la gelatina que puedes comprar en tiendas relacionadas. Las más populares son las piedras o el hookah squeeze, la última es una crema con textura gelatinosa, viene en muchos sabores, es fácil de conseguir y genera mucho humo. Los steam stones o piedras son minerales reutilizables, pueden guardarse con la melaza y puedes mezclarlas para obtener aromas personalizados.

Los sabores que podrás encontrar con estas opciones, dependiendo del tipo y marca pueden ser mango, uva blanca, mora azul, regaliz, durazno, kiwi, mandarina, chocolate, piña colada, menta, fruit punch, albaricoque, vainilla, manzana o chicle. Una de las marcas más conocidas es la Delta.

El proceso para preparar la cachimba sin tabaco es similar a la que lleva nicotina. Es decir colocarás tus productos que deseas fumar en la cazoleta y luego que esté caliente puedes fumar.

En caso que te hayas quedado sin tabaco y no cuentes con estos saborizantes adicionales para fumar, también lo puedes hacer. Solo debes colocar el líquido de melaza como si fuese el tabaco, cubre con papel aluminio. Enciende unos cinco trozos de carbones. Debe generar mucho más calor que al preparar cachimba con tabaco, para que la melaza se evapore. En unos 10 minutos, cuando ya esté lo suficientemente caliente podrás fumar de manera normal.

¿Cómo preparar una cachimba pequeña?

Mientras más pequeño sea el narguile más frío deberá ser el líquido para que logre estar a la temperatura correcta a la hora de fumar. Para preparar una cachimba pequeña tendrás que llenar de agua fría 2 o 3 centímetros por encima del tubo interior, la cantidad de agua determinará la temperatura del humo.

También debes llenar la cazoleta con el tabaco del aroma que quieras fumar. El tabaco para pipa de agua está hecho con hojas muy lavadas, más una mezcla de melaza de caña de azúcar o miel, fibras de caña y aditivos saborizantes. No debes prensar mucho, para no impedir que luego el humo salga.

También hay que envolver con papel aluminio con pequeños orificios, para que no se una el tabaco y el carbón. Puedes colocar una rejilla de metal para separar sin la necesidad de poner aluminio.

El carbón debes tomarlo con pinzas, ya que se tiene que colocar cuando esté muy caliente. También puedes hacerte con una cazoleta doble para combinar sabores.

La manguera debe estar bien puesta para que no entre aire, ya que de lo contrario no tendrá mucha presión y no habrá mucho humo saliendo hacia la boca. Para controlar la salida de humo se encuentra el filtro el cual se enrosca, desenrosca o saca, para medir la cantidad de humo que quieras que salga.

Usa una boquilla de plástico en vez de la punta metálica, será mucho más higiénica al poder tener una para cada fumador y no dejará un sabor a óxido en la boca. Al terminar de fumar desármala y límpiala pieza por pieza con agua. Esto para que la próxima vez que pienses fumar no te encuentres con restos o sabores pasados.

Con las argilas pequeñas debes tener presente cuando purgues, que si soplas muy fuerte, puede dañar, al subir por el tubo bañando el carbón y el tabaco.

¿Cómo preparar una cachimba sin carbón?

Existen formas de encender sin carbón, aunque con este, puede resultar más rápido y fácil para muchos fumadores, hay momentos en que tal vez no tienes carbón a mano o simplemente quieres hacerlo sin este elemento.

Coloca el tabaco en la cazuela del hookah, tapa con papel aluminio con agujeros para que pueda salir el humo y el aire. Debes colocar un encendedor sobre el papel aluminio e inhalar hasta que logre prender. Puede llevarte más tiempo, pero siempre es cuestión de práctica.

como preparar una cachimba electrónica

¿Cómo preparar una cachimba electrónica?

Existen diferentes tipos de narguile electrónicos. Uno de ellos es el pen shisha, que es un pequeño artefacto listo para usar. Este vaporiza un líquido especial con sabores.

También conocido como e-shisha. Este no viene con monóxido de carbono, alquitrán, ni toxinas. El artefacto deriva del cigarrillo electrónico. Tiene muchas facilidades al poderse llevar de forma más cómoda, hacen líquidos en muchos sabores y aparentemente son más saludables que las pipas de agua.

Este aparato trabaja por la vaporización. El líquido que contiene se evapora luego de calentarse. El e-shisha está compuesto por un calefactor, el líquido y una batería, al inhalar se enciende la batería y activa el calentador. El artefacto suele durar aproximadamente 600 caladas.

Las pipas de agua electrónicas dan la opción de fumar líquidos con nicotina o libres de nicotina. Otros elementos que contiene son químicos, saborizantes y el propilenglicol que genera el humo al aspirar. Posee un aspecto parecido a las cachimbas regulares pero también pueden venir similares a un bolígrafo o memorias USB.

Los errores más comunes al momento de preparar una cachimba

Si colocas demasiada cantidad de agua la calada no será de humo sino de líquido.

Si pones poca agua afectará la producción de humo.

Al poner demasiado tabaco no se contribuye a una buena combustión.

Colocar una cantidad excesiva de carbón hará que se consuma más rápido y puede provocar que el tabaco se queme.

No lavar la cachimba después de usar, es antihigiénico, además deja residuos que afectan las próximas fumadas.

Los mejores trucos para preparar una cachimba genial

Debes cerciorarte que las juntas estén correctas. El cuerpo de la shisha debe estar bien encajado, porque si no lo está, tendría salida de humo por otros lugares. Deberás asegurar la base, la cazoleta y la manguera.

Si ves que hay alguna pieza dañada es mejor que la repongas, para que tengas una buena experiencia al fumar.

Uno de los principales tips y que te hemos repetido en varias oportunidades es la justa cantidad de agua. Debe tener entre 2 o 3 centímetros sobre el tubo interno.

Toma con los dedos y desintegra el tabaco en la cazoleta, así podrá quemarse de manera uniforme, sin provocar quemaduras de zonas que pueden generar malos sabores.

Enciende completamente el carbón antes de colocarlo sobre el papel aluminio. Si aspiras sin que estén del todo caliente, la garganta puede quemarse.

Otro consejo que no puede faltar es botar el líquido que sobre y lavar con agua la cachimba. Si no lo haces no tendrás sabores frescos cada vez que fumes. Al acumularse los aromas y restos de tabaco, la futura fumada que quieras hacer tendrá elementos aromáticos mezclados y malos sabores nada agradables.

Asegúrate de armar y preparar muy bien tu narguile, de lo contrario puedes tener efectos adversos como vómitos, náuseas o mareos.

Última actualización el 2019-08-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario