¿Cómo hacer una cachimba casera rápido y fácil paso a paso?

El hecho de fumar tabaco directamente de una cachimba es algo mucho más elaborado que simplemente tomar un cigarrillo de la caja y encenderlo con ayuda de un mechero o de un cerillo. Puedes adquirir diversos tipos de sabores de shisha para que tu experiencia relajante resulte mucho más gratificante. Si no estás cerca de algún establecimiento en donde puedas adquirir una cachimba puedes elaborarla tu mismo con otros artículos para el hogar.

Luego de esto solamente deberás sentarte, relajarte y disfrutar de una grata experiencia.

¿Cómo hacer una cachimba casera?

Primer paso

Llena parcialmente el jarrón principal con hielo y agua. Coloca una cantidad considerable de agua para que así su vástago se sumerja entre una o dos pulgadas aproximadamente en el interior del recipiente. Deberás dejar tan solo un poco de espacio en el jarrón principal para que no vayan a crear burbujas en el interior de la manguera.

Deberás evitar añadir cualquier producto de origen lácteo en la base. Añadir productos de origen lácteo te proporcionará un horrible olor extremadamente desagradable, moho, mucha espuma en el jarrón principal y el deterioro rápido de las mangueras.

Segundo paso

Anexa tu ojal. El ojal es una especie de sello que cumplirá la tarea de unir al vástago con el jarrón principal. La gran mayoría de los narguiles o cachimbas incluyen un sello elaborado en plástico o goma. La silicona es un óptimo material para la elaboración de un sello, aunque también puedes optar por solamente sellar el jarrón principal a su vástago con una cinta aislante.

Tercer paso

Coloca la bandeja que sostendrá las brasas en la cachimba. Deberás colocarlas antes de haber posicionado el tazón, ya que es muy probable que los tazones no lleguen a encajar correctamente sobre la bandeja.

Cuarto paso

Ensambla en extremo más corto de la manguera al puerto de las mangueras. Si tu cachimba contiene dos puertos y solo necesitas uno, entonces podrás optar por adquirir un sello de goma o silicona para poder cerrar el otro puerto.

como hacer tabaco de cachimba casero

Quinto paso

Prepara tu shisha. Si debes obtener una gratificante experiencia deberás seguir todos estos pasos:

  1. Combina de manera uniforme el tabaco para que finalmente quedó todo bien cubierto de los saborizantes y la melaza. Rellena el tabaco y colócalo en el interior del recipiente. Deja entre uno y dos milímetros de distancia entre la sección superior del cuenco y el tabaco para que así la shisha no llegue a afectar al papel de aluminio en el momento en que lo coloques.
  2. Adquiere una shisha de calidad. Depende de la calidad de la shisha surgirá el sabor y la experiencia. También puedes llegar a combinar las shishas y sus sabores junto a la melaza para obtener un sabor en el humo bastante atractivo y agradable. Adquiere solo porciones menores a los cincuenta gramos de shisha para que así puedas llegar a probarlo sin tener que gastar demasiado dinero en ellos.
  3. Puedes llegar a cortar hojas del tabaco con ayuda de unas simples tijeras con el fin de envolverlas y colocarlas fácilmente en el interior del tazón. Aunque no las deberías cortar mucho o se caerás a través de las fisuras y podrían obstruir y deterioran al tazón principal.

Sexto paso

Coloca papel de aluminio muy resistente encima de la sección superior de tu recipiente. Esta lámina de aluminio deberá tener una medida de dos pulgadas o cinco centímetros para que pueda cumplir la función de sello hermético en las inmediaciones del tazón. Mantén esta lámina muy apretada para que las arrugas que se puedan llegar a formar no vayas a distorsionar la distribución del calor, luego deberás duplicarlo y así sucesivamente.

En el momento en que hayas culminado, tu cuenco que estará cubierto con el papel aluminio, deberá parecerse a la parte superior de un tambor.

Séptimo paso

Realiza entre quince y veinte fisuras a la lámina con ayuda de un palillo de cocina, un bolígrafo de punta muy fina o unos alfileres. Deberás tener sumo cuidado en no estropear la lámina de aluminio, ya que si esto pasa deberá repetir el proceso nuevamente.

Podrás llegar a probar múltiples patrones distintos según la forma que tenga tu tazón:

  • Tazón de tipo egipcio: inicia con un círculo de fisuras en las inmediaciones del perímetro y para que vayan tomando la apariencia de un espiral hacia su interior.
  • Tazón tipo túnel: realiza tres anillos de forma concéntrica, uno en las inmediaciones de los bordes, una cerca de la aguja y otro entre los dos círculos que anteriormente realizaste.

Octavo paso

Enciende tus brasas. Vas a sostener las brasas con ayuda de unas pinzas de cocina y encenderás una de las esquina con un mechero o también podría ser con un fósforo. Debido a que eventualmente se generan chispas, deberás salir o posicionarse cerca de alguna ventana de tu casa o donde te encuentres.

En todo momento utiliza las pinzas de cocina, que ya anteriormente las podrías haber cubierto con alguna especie de polímero que te brinde una cubierta antiadherente para preparar alimentos y que sea muy sencillo de lavar. En el instante en que el carbón esté brillando y comience a emitir el humo vas a tener que retirar la llama.

Posteriormente el carbón deberá seguir generando chispas hasta que nuevamente regrese a tener un color naranja brillante. Si el carbón contiene ciertos parches que se hayan ennegrecidos que no se hayan quemado, entonces deberás soplar el carbón para alentar a que se pueda calentar por completo.

Noveno paso

Posiciona el carbón sobre la lámina de aluminio utilizando las pinzas de cocina. Los laterales que hayan sido recubiertos con ayuda de las pinzas de cocina deberán encontrarse apagados. Sopla justamente en esas áreas para que se pueda quemar y obtenga un tinte naranja.

Ahora deberás dejar que el carbón solo se asiente sobre la lámina de aluminio hasta que cada uno de ellos posea una cubierta de cenizas encima de ellos. Nunca te atrevas a encender el carbón directo sobre las láminas.

Las partículas liberadas del carbón van a entrar en el tazón y modifican el sabor y la textura de tu tabaco. Si te encuentras en un lugar sin estufas, fósforos o mechero, podrías utilizar el carbón de luz instantánea. Las brasas de origen natural tienden a quemarse de una manera mucho más rápida aunque requieren usualmente de algo más caliente que un mechero para poder lograr encenderlas correctamente. Entrarán en el tazón y cambiarán el sabor de su tabaco.

Décimo paso

Sopla por medio de la manguera para así lograr limpiar las partículas o el polvo que se pudiera encontrar acumulado en su interior. Evita lavar estas mangueras a menos de que su material lo permita.

Onceavo paso

Tranquilamente puedes dar inicio a fumar tu cachimba. Deja que su tazón de caliente naturalmente. No realizar tirones excesivos que tengan como fin acelerar el proceso de calentamiento ya que vas a terminar quemando el tabaco y la melaza. Toma un tiempo mientras esté fumando, una excelente cachimba puede llegar a durar entre unos cuarenta y cinco minutos o una hora.

como hacer una cachimba casera paso a paso

¿Cómo hacer el tabaco de cachimba casero?

Primer paso

Ubica una fruta de forma circular. Manzanas, naranjas y mangos son una excelente opción, pero podrías utilizar cualquier fruta que sea mediana y redonda que tengas a la mano.

Segundo paso

Corta la sección superior de la fruta que hayas escogido. Deja un aproximado de tres cuartas partes de esta sección intacta. Excava en tu carne, dejando unos trece milímetros de carne adherida a sus laterales.

Tercer paso

Realiza un agujero en la sección inferior. Podrías utilizar la ayuda de un sacacorchos, un pelador de papas o algún utensilio de cocina que sea afilado. Este agujero deberá tener un tamaño similar al de tu dedo índice.

Es recomendable realizar algunas fisuras laterales con ayuda de un objeto afilado pequeño para así evitar que el tabaco pueda caer sobre la estructura de la cachimba.

Cuarto paso

Rocía la shisha y la melaza sobre el tazón. Solo deja al menos unos dos milímetros de espacio completamente vacíos en su sección superior.

Quinto paso

Cubre la fuera con ayuda de papel de aluminio. Realiza agujeros muy pequeños en la lámina que se distancian de forma uniforme.

Sexto paso

Coloca el frutero sobre el tallo. Ahora enciende las brasas y pasa a fumar la cachimba. Debido a que las frutas son un poco frías, es muy posible que debas utilizar algunos carbones adicionales para que puedas salir el humo.

Séptimo paso

Corta la sección superior de la manzana un cuarto. Posteriormente excava en su interior hasta que dejes una gruesa capa de trece milímetros en todos sus laterales.

Octavo paso

Corta un pedazo de manguera a la longitud que creas necesaria. Enrosca la fruta sobre la sección superior de tu manguera y sella esta conexión con ayuda de plastilina o silicona.

Noveno paso

Realiza un agujero sobre los laterales de un envase de plástico alrededor de su fondo. Podrás utilizar un cigarro encendido o cualquier fuente de calor que se encuentre concentrada para realizar el agujero.

Décimo paso

Coloca una pajilla sobre el agujero. Esta conexión deberás apretarla. Si observas algún espacio entre el envase de plástico y la pajilla entonces tendrás que sellarlo con más plastilina.

Onceavo paso

Rellena la fruta con el tabaco casero y cúbrelo con papel de aluminio. Posteriormente realiza agujeros de aluminio, encender tus carbones y colócalos sobre el papel de aluminio. Ahora ya podrás disfrutar de tu cachimba y tabacos caseros.

Última actualización el 2019-02-20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario