Dejar de fumar

Hay tanta información, trucos, consejos y tratamientos dedicados a cómo dejar de fumar que es agobiante, y para quienes han caído en la tentación del tabaco y han pensado en dejar de hacerlo, porque obviamente es perjudicial para la salud, terminan confundidos y por ende, fracasando en el intento.

En este post queremos abarcar de una forma concreta y sincera las formas más efectivas para lograr dejar el vicio del cigarrillo, pero que además tengas en cuenta cuáles son los efectos a los que te enfrentarás al tomar la decisión.

Lo primero que debes tener claro es que solo tienes que querer hacerlo, de verdad verdad. La fuerza de voluntad es fundamental para dejar de fumar con éxito. La situación es muy parecida para quienes deciden bajar de peso, solo hay que proponérselo y no caer en las tentaciones que afrontarás durante el proceso. Por supuesto, en el caso de quienes se someten a una dieta, la tentación es la comida. Para ti, fumador, la tentación, evidentemente es el cigarrillo. Comencemos entonces.

Cómo dejar de fumar en 10 pasos

Hay diez pasos sencillos que puedes estudiar conscientemente y poner en práctica, una vez hayas tomado la decisión definitiva de dejar el tabaco.

Paso 1. Coloca una fecha en el calendario para que fumes tu último cigarrillo: Debes mentalizarte, y fijar una fecha para dejar de hacerlo es una buena estrategia para ello. Muchos han dejado de fumar de un solo golpe. Puedes hacer un análisis rápido sobre todos los métodos que has puesto en práctica y que no te han funcionado y optar por este, ya que hay exitosos testimonios de personas que han logrado su objetivo.

Paso 2. Cambia tus rutinas para engañar tu adicción: Puedes recuperar aquellas actividades que sabes que te gustan, que te distraen. Puedes manejarte con una agenda de tareas que obvien por completo el hecho de tomarte un tiempo para fumar

Paso 3. Olvida las excusas. Cualquier día será el mejor día para dejar de fumar. Todo se trata de beneficios, por supuesto, la primera es tu salud, pero además recuerda a aquellos seres queridos a los que les molesta profundamente que fumes.

Paso 4. No fumes ni uno más: Si ya decidiste dejarlo, no caigas en la tentación de una calada. Eso te hará recaer. Una vez más, la fuerza de voluntad es la clave de todo.

Paso 5. Mantén la mente positiva. Uno de los mejores métodos es anotar las ventajas que adquieres al dejar de hacerlo. Debes buscar apoyo en tus familiares y amigos.

Paso 6. Mantente activo: Puedes iniciar un buen plan de ejercicios. El deporte es el antónimo del cigarrillo. Además te ayudará a relajarte y a mejorar tu bienestar físico en general.

Paso 7.  Bebe agua..muchos líquidos: Por lo menos litro y medio de líquidos por día, bien sea agua o jugos. Eso sí, evita el alcohol. Esto te ayudará mucho para olvidarte del tabaco.

Paso 8. Controla tu dieta: Debes evitar las comidas que te hacen engordar. Estas son unas de las principales excusas de los fumadores para no dejar el cigarrillo.

Paso 9. Vive día por día. Debes trazarte metas pequeñas. “Hoy no fumaré”…esa es una pequeña meta que puedes cumplir, una vez cada día hasta que no piense más en ello y sea una técnica automática.

Paso 10. Aprovecha cualquier ayuda profesional. Los profesiones pueden aportar mucho apoyo y harán que tu decisión de dejar el tabaco sea una experiencia positiva para tu vida

síntomas al dejar de fumar

Supera los síntomas al dejar de fumar

No podemos engañarte, si eres un gran adicto al cigarrillo, lo más probable es que afrontes algunos síntomas un poco desagradables a la hora de decidir dejarlo, pero debes saber que son a un corto plazo y son totalmente superables. Son los que llamamos síntomas de abstinencia.

Ten presente que la nicotina es la principal sustancia que contiene el tabaco y es la que causa la adicción. Por ello puedes sufrir ansias de nicotina. También se pueden presentar momentos de ira o irritabilidad, incluso frustración y depresión. En algunos casos se pueden presentar aumentos de peso.

Hay estudios que indican que cerca de la mitad de fumadores que han decidido dejar el vicio han reportado al menos 4 síntomas de abstinencia como la ansiedad, la ira o la depresión. Otras personas dicen sentir mareos, un aumento del sueño e incluso dolores de cabeza .

Pero la buena noticia es que estos síntomas son a corto plazo y puedes superarlos. No es necesario tomar ningún medicamento para que estos desaparezcan, tan solo disminuirán con el pasar del tiempo. Ten en cuenta que estos síntomas pueden ser intensos en la primera semana de abstinencia, pero luego de ese período disminuirán, se harán cada vez menos perceptibles al transcurrir el primer mes. Sin embargo, cada persona es diferente. La mente y la fuerza de voluntad para lograr tu objetivo serán determinantes para superar esta etapa.

También hay que resaltar que a parte de estos síntomas físicos provocados por la nicotina, algunos recuerdos de la vida de cuando eras fumador, pueden hacerte recaer. A estos elementos los llamamos incitantes, es decir, escenarios en tu vida que te pueden incitar  a recaer en el consumo del tabaco.

Estos incitantes pueden ser: El inicio del día, sentir tensión, manejar, ingerir alcohol, té o café, estar en compañía de fumadores, sentir aburrimiento, entre otros. Tener conciencia de cuáles son los elementos que pueden incitarte a recaer puede ayudarte a mantener el control, bien sea evitando esos escenarios o simplemente ignorándolos y dejándolos pasar desapercibidos por tu mente.

Debes tener paciencia y mantener el control,  aunque se trata mucho de un juego mental, también hay que decir que efectos físicos se mueven en tu cuerpo, tales como tu ritmo cardíaco o la presión arterial. Solo debes recordar que estas ansias pasarán.

Supera estos síntomas con estos breves consejos:

  • Evita actividades que asocies a tu antigua vida de fumador.
  • Busca algunos sustitutos al tabaco como comer caramelos o goma de mascar, morder alguna zanahoria o manzana. En sí, mantén tu boca ocupada para que puedas neutralizar las ganas de fumar.
  • Te repetimos que hacer ejercicios es una muy buena idea, en este caso, puedes hacer ejercicios respiratorios. Inhala y exhala lentamente unas diez veces cuando sientas las ganas de fumar

libro Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo

Puedes leer alguno de estos libros para dejar de fumar

A la hora de dejar el hábito del cigarrillo, son muchos los métodos y sistemas de apoyo que están a la orden del día. Hay excelentes libros que pueden guiarte en este proceso. Aquí te nombramos algunos y describimos brevemente para tu elección

Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo

De Allen Carr. Es quizás el más conocido mundialmente. En España se han vendido más de 200 mil ejemplares y ha tenido ya 50 ediciones. Hay testimonios que confirman que este libro ha ayudado a dejar el tabaco a más de 25 millones de personas, entre estos a famosos del entretenimiento como Ashton Kutcher y Anthony Hopkins. Paradójicamente el autor del libro fue víctima mortal del tabaco al costarle la vida por padecer de cáncer de pulmón a los 72 años.

Fumaba 2 cajetillas diarias durante 30 años y aunque logró dejarlo, el hábito le pasó factura tiempo después.

Simón Hergueta es el escritor del libro “El Método rápido para dejar de fumar”. Es un texto bastante esquemático que resume 4 reglas para dejar el cigarrillo. Su formato es muy ordenado y se centra en las herramientas prácticas para dejar el mal hábito.

“Un año sin Fumar” es un libro escrito por Fernando Arronera. Se basa en el humor y relata experiencias personales de un ex fumador. En el libro se narran los pasos que siguió para dejar el cigarrillo, incluyendo sus intentos fallidos. Es decir, puedes leer los métodos que funcionaron, así como los que no.

Ricardo Artola escribió el libro “Y un día dejé de fumar”. Es un libro parecido al de Allen Carr Artola, era un fumador español que logró dejar el cigarro y contó su experiencia apoyado en varios consejos propios y otros que consideró útiles provenientes de autores extranjeros.

Por último te recomendamos el libro “Dieta antitabaco” de Mariano Orzola. Se trata de breves y bien contados reportes que te ayudarán a reducir los niveles de ansiedad y otros efectos que se producen en el organismo al dejar el tabaco. Es un libro interesante y muy digerible que podrá ayudarte a tomar la decisión de dejar el cigarrillo.

Hay muchos otros textos literarios que de seguro, pueden ayudarte, bien a tomar la decisión o a superar el proceso, pero estos son los que nos parecieron más directos y sustanciosos.

trucos y consejos para dejar el tabaco

Otros trucos para dejar de fumar

Si bien hemos insistido en que el mejor truco para dejar el cigarro es sencillamente tomar la decisión y tener la suficiente fuerza de voluntad para no recaer, siempre podemos valernos de cualquier truco o recomendación para lograr nuestro cometido.

Y es que para cada fumador puede existir una técnica que le funcione, lo que hay que conseguir es la ideal para ti mismo, la que te sea más útil y efectiva.

Te resumimos los trucos más utilizados por exfumadores que no fracasaron en el intento.

  • Haz una limpieza en tu casa y deshazte de todo lo que tenga que ver con el hábito de fumar (Ceniceros, ZIPPO, entre otros)
  • Una vez más, el ejercicio es el mejor relajante. Una buena caminata puede ayudarte.
  • Mantén tus manos ocupadas, como por ejemplo, usa una pelota antiestrés.
  • Arma un círculo de apoyo. Únete a aquellos compañeros que están en tu misma onda
  • Sé muy positivo y deja de pensar en que dejaste el cigarrillo
  • Piensa en los beneficios que estás logrando obtener al haber dejado de fumar
  • Saca cuentas del dinero que has ahorrado al dejar de comprar cigarrillos y date un gusto, como un par de zapatos o una linda camiseta.
  • Cuentale a la gente que has dejado de fumar. Si caes en la tentación quedarás como mentiroso y nadie quiere eso.
  • Después de comer busca alguna actividad como lavar los platos.
  • Pide a tus amigos que no fumen en tu presencia

Hay más métodos para dejar de fumar

Hay quienes afirman que existen métodos alternativos para dejar el tabaco, algunos de ellos son la acupuntura, la hipnosis, la terapia láser, estimulación eléctrica, entre otros.

A pesar de ello, debemos resaltar que en diversidad de estudios que se han hecho, estos  no han logrado demostrar que dichos métodos sean 100 por ciento efectivos. Sin embargo, aquí te los contamos para que puedas tener un panorama más amplio en cuanto a las vías que puedes tomar para lograr tu objetivo de dejar el hábito de fumar.

hipnosis para dejar de fumar

Cómo funciona la hipnosis para dejar de fumar

Algo en común que tienen los fumadores es que están conscientes de los problemas de salud que puede producir el consumo de tabaco. Entre estos podemos nombrar: el envejecimiento prematuro de la piel y distorsiones bastante perceptibles del gusto y el olfato. Esto sin dejar de mencionar que el tabaco es el responsable en más de 90% del cáncer de pulmón y en un 30% de las cardiopatías coronarias.

Aún cuando hay plena conciencia de ello, siguen fumando ya que no creen en su capacidad para poder dejarlo y además porque le temen a los ya nombrados síndromes de abstinencia.

Se dice que existen tratamientos psicológicos que resultan ser bastante eficaces y que pueden adaptarse a la individualidad de cada caso. Hablamos entonces de la hipnosis, la cual consiste en ayudar a aumentar motivaciones en la persona y en hacer crecer expectativas con eficacia .

En este sentido, el hipnotizador lo que hace es intentar influir en sentimientos, conductas y pensamientos que te inducen a dejar el cigarro, haciendo ver en el subconsciente los beneficios que puedes obtener al dejar de hacerlo, todo por convencimiento y autocontrol.

No se trata de magia y tampoco actúa por sí sola o porque el terapeuta o hipnotizador tenga poderes especiales, para tener éxito, al igual que con cualquier otra técnica, se necesita de la participación activa y colaboración del paciente, ya que este es dueño de sí mismo y de él depende que la técnica rinda los frutos esperados.

imanes para dejar de fumar

Imanes para dejar de fumar

Otro de los métodos bastante mencionados por quienes luchan por una población libre de fumadores, es el biomagnetismo. Es una terapia asombrosa donde se utilizan imanes. Fue descubierta por un doctor llamado Isaac Goiz Durán, originario de México y la misma tiene como finalidad eliminar microbios como bacterias, hongos, parásitos y virus en cortos periodos de tiempo.

Para dejar el hábito del cigarrillo, según los expertos, funciona de una manera muy sencilla. Se colocan dos imanes opuestos entre sí que ejercen presión en puntos específicos del pabellón de la oreja. Aseguran que esto regula la adicción y la dependencia a la nicotina.

Se trata de un imán pequeño que se coloca en la parte delantera de la oreja y otro un poco más grande que se coloca en la parte de atrás. Al estar perfectamente colocado, el imán realizará pequeñas presiones de forma permanente, lo que permitirá activar neurotransmisores que disminuyen la ansiedad.

La magnetoterapia tienen mucho tiempo funcionando en el mundo de la medicina  y hay estudios que han determinado su efectividad en tratamientos relacionados con dejar el tabaco y con adelgazar.

láser para dejar de fumar de forma definitiva

Dejar de fumar con láser

Seguimos hablando de métodos alternativos, y estos van, como lo hemos visto, desde la hipnosis, pasando por cigarros digitales y el láser. Así como lo lees. El láser es un innovador sistema que se basa en un iodo de baja potencia que logra elevar las endorfinas en altos niveles, superando las que son producidas por el tabaco.

Especialistas en la materia explican que este láser bioestimula 28 puntos del aparato digestivo, además, ayuda a regular el sueño, controla la ansiedad y trata la tristeza. De esta manera se logran disminuir las ansias de fumar y por ende las ganas.

El tratamiento consiste en la asistencia, por parte del paciente, a una consulta sin haber fumado por lo menos durante 3 horas, se le dan charlas sobre hábitos de vida y comportamiento para confirmar que el paciente realmente desea dejar el hábito de fumar. Ya con este punto claro, comienzan las sesiones  con láser.

Algunos pacientes aseguran que luego de culminado el tratamiento descubren que ya no les apetece seguir fumando.

Aprovecha cualquier ayuda profesional para dejar de fumar / Consejos

Sabemos que cuando la intención de dejar el cigarrillo es cierta y firme, se puede acudir a cualquier tipo de ayudas, escuchar consejos prácticos y positivos para lograrlo o incluso, asistir a algún tipo de institución de salud o clínica que pueda apoyarnos en hacer cumplir nuestra decisión.

En este caso, el NCI (Instituto Nacional del Cáncer) y otras dependencias u organizaciones ubicadas en diversos países del mundo, pueden ayudar a los fumadores a dejar el hábito.

Lo mencionamos ya que el estar en conocimiento de que existen organizaciones de renombre mundial para apoyar en esta misión, esto se traduce en sentir apoyo y motivación para poder lograr el hecho de dejar el tabaco.

En la Internet también puedes conseguir ayuda profesional para ello. Es una de las vías más expeditas para dar con profesionales y especialistas que pueden apoyarte con la aplicación de terapias y tratamientos  para combatir las ganas de fumar y dejar de forma definitiva el hábito.

medicamentos para acabar con el tabaco

Medicamentos y pastillas para dejar de fumar

Es totalmente válido acudir a un médico tratante para obtener recetas de medicamentos o pastillas que te ayuden a combatir la adicción a la nicotina. Te mencionamos algunos de estos:

El Bupropión es un antidepresivo que está disponible con receta médica bajo el nombre de Zyban. Es un medicamento indicado para tratar la acción a la nicotina y fue aprobado por la FDA en el año 1997. Puede ayudarte a reducir los síntomas de la abstinencia y las propias ansias de fumar.

Solo ten en cuenta que pueden aparecer algunos efectos secundarios asociados al propio producto, por lo que es importante hablar con el médico para estar seguros que el fármaco es adecuado para tu consumo.

Efectos luego de dejar el tabaco

Otro medicamento indicado para ayudar a fumadores a dejar el tabaco es a Vareniclina. Esta es una medicina que también se vende con receta médica bajo la marca Chantix. En el 2006 fue aprobada por la FDA y ayuda a calmar las ansias por la nicotina e incluso, bloquea los efectos de placer que produce la nicotina. También pueden aparecer efectos secundarios, así que siempre es importante acudir al médico para que apruebe la ingesta de dicha medicina.

Beneficios y ventajas al dejar de fumar

Los beneficios y ventajas que produce el hecho de dejar el tabaco se pueden evidenciar de manera inmediata y se van multiplicando progresivamente.

Podrás sentir que en poco menos de 20 minutos disminuye la presión arterial, al pasar medio día, logras normalizar el monóxido de carbono en la sangre.

Al pasar semanas y hasta los tres meses, podrás sentir mejoraría en la circulación y funcionamiento pulmonar. Verás que disminuye la tos o la falta de aire, así como el riesgo de adquirir infecciones.

Al año de haber dejado de fumar habrás disminuido en un 50%, el riesgo de adquirir cualquier enfermedad coronaria, al tiempo que verás una gran mejora en tu energía y estado de ánimo.

En 5 años podrás también haber disminuido a la mitad el riesgo de padecer cáncer de garganta, de boca, o de cuello, así como de sufrir un ACV, el cual a partir de ese tiempo se iguala a los riesgos de un no fumador.

En 10 años podrás asegurar que disminuyen a la mitad el riesgo de padecer cáncer de pulmón y el cáncer de laringe y de páncreas.

También obtendrás las ventajas de mejorar los sentidos del gusto y el olfato, desaparecerá la molesta tos de fumador, podrás subir escaleras con facilidad y caminar por más tiempo sin sentir agotamiento. Olerás mejor (Cabello, aliento y ropa) y mejorará notablemente la salud y el aspecto de tu piel.

todos los beneficios de dejar de fumar

Consecuencias de dejar de fumar de golpe

Muchos aseguran que dejar el hábito de  fumar de golpe es más efectivo que hacerlo poco a poco. Una publicación de la revista científica Annals of Internal Medicina, así lo asegura.

Aún cuando la mayoría de los expertos y otras guías de corte mundial recomiendan alejarse del hábito poco a poco, se realizó un estudio para determinar cuál es el mejor método. En ese sentido, un grupo de médicos del Reino Unido, específicamente de la Universidad de Oxford analizó casos de más de 600 personas que querían dejar el tabaco. Estos dividieron a las personas en dos grupos usando ambos métodos: el cese de golpe y el cese gradual.

Ambos grupos de personas recibieron terapia, asesoramiento, parches de nicotina y otras atenciones de apoyo. Al finalizar, se les hizo un seguimiento durante un mes y hasta seis meses continuos. Se pudo comprobar que a las 4 semanas el 39 por ciento del grupo que dejó el cigarrillo poco a poco, se mantuvo alejado del hábito, en comparación con un 49% de los miembros del grupo que dejó el tabaco de golpe  (un 15% más que el grupo anterior).

Dicho en otras palabras, fue mucho más efectivo el método de dejar el tabaco de golpe. Hay autores que aseguran  que la motivación y las razones por las que se decide dejar de golpe el cigarrillo, pueden ser determinantes para alcanzar con éxito la meta de dejar el cigarro.

Entonces, en este punto podríamos asegurar que la mayor consecuencia que puedes afrontar al dejar el cigarrillo de golpe es lograr separarte de la adicción de manera permanente y para siempre.

Dejar de fumar poco a poco

No por asegurar lo anteriormente mencionado, podemos descartar el método de dejar de fumar poco a poco, ya que también hay exitosas experiencias en este caso.

Se asegura que llevando a cabo este sistema se puede dejar el tabaco entre las 8 y 12 semanas. Todo dependerá de la cantidad de cigarros que se fuma diariamente, por lo que este se trata de disminuir de manera progresiva la cantidad de tabaco se que consume al día, hasta abandonar completamente la adicción.

A este método se le pueden añadir otros sistemas de apoyo como masticar chicles de nicotina y aplicar otras técnicas o trucos que hemos expuesto a lo largo de este artículo. La intención final, se supone, es disminuir al punto de dejarlo completamente, y para ello hay que colocar metas concretas en pequeños períodos de tiempo, hasta lograr dejarlo definitivamente.

Dejar de fumar sin engordar

Engordar por dejar el tabaco es una de las excusas más frecuentes y el miedo a ello, en muchas ocasiones impide que la persona se decida a dejar el hábito, sobre todo en mujeres fumadoras. Lo cierto es que aumentar de peso es común cuando se deja de fumar.

Estudios han determinado que las personas que nunca han fumado, pesan unas libras más que las personas que sí lo hacen y que, cuando se deja el hábito, los fumadores logran alcanzar un peso que no habrían tenido si no hubiesen fumado nunca.

Aunque los fumadores pueden llegar a aumentar unas 10 libras aproximadas después de abandonar el cigarrillo, hay que ver los beneficios que se obtienen en comparación con los riesgos que se asumen por no dejar el tabaco. Por eso, para culminar este artículo, te dejamos algunas sugerencias que te ayudarán  a controlar tu peso y que esto no se convierta en una excusa para que no te decidas a dejar el cigarrillo.

  • Como ya lo hemos dicho, realizar una actividad física o inscribirte en un gym en sustitución del hábito ayudará a que controles tu peso e inclusive puedes disminuirlo, estar en forma y llevar una vida saludable.
  • Puedes optar por algún tipo de medicamento que te ayude a contrarrestar el aumento de peso. Puedes consultar a tu médico sobre el Bupropión. (mencionado unas líneas más arriba) que te puede ayudar a controlar tu peso, mientras pasas por el proceso de abstinencia a la nicotina.
  • Si el aumento de peso luego de dejar  el tabaco se convierte en algo problemático, no descartes la posibilidad de consultar a un nutricionista o a un asesor de dietas.